Teniendo en cuenta el conflicto entre la OTAN y Rusia con respecto a Ucrania, las personas en el Occidente han comenzado a preguntarse si estamos yendo de nuevo en dirección a una guerra fría. Un periodista alemán recientemente publicó de nuevo una entrevista con el Sr. Gorbachev a quien preguntó lo que pensaba al respecto de esto. Sus respuestas son muy reveladoras en cuanto al tema del fin la guerra fría, el fin de la Union Sovietica, sobre el periodo entre el fin de la guerra fría y hoy, y sobre la pregunta de si estamos frente a una nueva guerra fría.

  1. Como una guerra ha hecho noticia

Antes de discutir esta entrevista, la cual hace la pregunta de si estamos frente a una nueva guerra fría, se nos viene a la mente una pregunta previa: 

¿Es acaso la discusión de esta pregunta la forma en que los”guerreros de la guerra fría” provenientes de los departamentos ideológicos del Occidente están realizando su guerra ideológica contra Rusia?

¿Acaso están contribuyendo a la guerra propagandista contra Rusia con el apoyo del último presidente de la Unión Soviética al discutir justamente con él esta pregunta?

Retrocedamos un poco. 

Empecemos con unas preguntas a este periodista que representa a toda la gente que se pregunta si estamos cerca de una nueva guerra fría.

¿Será que él sabe lo que hace el Occidente a través de su organización militar, la OTAN? 

¿Sabe de las guerras en las que se involucró después de la Guerra Fría y se involucra hasta el día de hoy si recordamos Afganistán, Irán, Mali, Siria, Yemen, Vietnam, etc, ó ya lo olvidó? 

¿Acaso no se dieron cuenta de que esta organización del Occidente extendió a sus miembros hacia Rusia, establecieron nuevas bases militares en esos nuevos países de la OTAN y sobre toda Europa del este también, en los Balcanes, en la región del Caucaso, y básicamente alrededor de Rusia cerca de la cual movilizaron sus fuerzas militares en todos estos países cerca de las fronteras Rusas con todo tipo de armas con el objetivo de desarmar al poder militar Ruso?

¿Será que este periodista no sabe nada de esto? ¿Será que no sabe que ésta no es una estrategia militar muy diferente a la que se llamó la estrategia de la Guerra Fría en la cual se forzaba al enemigo cercando con una creciente fuerza militar a que se rinda?

¿Será que no se acuerda que esto es lo que hizo el Occidente en la Guerra Fría y de nuevo durante los últimos 30 años dedsde el fin de la Unión Soviética?

La respuesta estas preguntas es la siguiente:

Claro que el periodista sabe de esto, pero ya que comparte la propaganda de la OTAN en la cual se intenta evadir acciones militares Rusas usando acciones militares en su contra. Él, al igual que todos, quiere creer que todas estas acciones militares nunca fueron en preparación a una guerra.

Si no es para eso, entonces para qué? 

Si fuera por lo menos dicha como una estrategia jugando con un alto riesgo de guerra abierta entonces se entendería. Pero no como una estrategia que pretende evitar la guerra mientras sigue incrementando las actividades militares.

Ésto, es una ceguera voluntaria a los 30 años que han pasado y que han sido de preparación para una guerra del Occidente y sus fuerza de la OTAN contra Rusia. ¿No se preguntarán si esto no es una segunda guerra fría que comenzó ya con el fin de la Unión Soviética? Esta ceguera voluntaria que no ha querido ver lo que lleva haciendo la OTAN por tres décadas y no lo quiere llamar por su nombre, otra guerra fría. Sin embargo, parecen muy preocupados de repente por una nueva guerra fría ahora.

Al parecer están profundamente convencidos de que sus países y sus fuerzas armadas no estarían nunca interesadas en guerras, a pesar de este cercamiento a Rusia.

Le queda claro a esta ceguera voluntaria que es absolutamente obvio para todos los que quieran abrir los ojos que el enemigo de la OTAN y de sus países miembros es Rusia.

¿La OTAN tiene un enemigo? ¿No nos informaron que el cercamiento que lleva 30 años estaba dirigido a alguien? ¿Y cómo sabe este periodista que este enemigo de la OTAN se está preparando para la guerra?

La respuesta es simple: Rusia hizo lo mismo que el Occidente.

Tal como lo hizo la OTAN, Rusia también movió recientemente sus fuerzas militares hacia el Occidente, ha desarrollado nuevo armamento, etc. Sólo que Rusia lo hizo en su territorio mientras que la OTAN en el de sus miembros.

Así que mientras estas actividades Rusas se ven como las de alguien que se está preparando agresivamente para la guerra, las de la OTAN son vistas como las de alguien que se está preparando para evadir la guerra.

Ahora, ya que ha sido clarificado quien es el enemigo y quien es responsable por esta situación que nos pone de frente a una nueva guerra fría vamos a dar con la conclusión (sorprendente) de que se aproxima una guerra fría.

Esta ha sido la narrativa de los últimos 30 años donde la OTAN se mueve hacia el Este y modernizar su armamento y se nos presenta como una misión al servicio de la humanidad sin intención de guerra en absoluto. Rusia hace lo mismo pero en su propio territorio y son quienes se preparan para una guerra.

Es esta pretenciosa ingenuidad y el encontrar de repente un enemigo la que prepara a la gente en el Occidente para la siguiente guerra. Guerra fría o guerra, esto es algo que todas las personas que no quisieron darse cuenta de nada en los últimos 30 años ahora tienen que ver.

2. Lo que el último líder de la Unión Soviética nos dice sobre una nueva guerra fría

El Sr. Gorbachev fue el último presidente de la Unión Soviética que fueron un grupo de países que en conjunto cubrían un cuarto de la tierra, fueron el imperio mundial del comunismo, del anticapitalismo.

Entonces qué dice el Sr. Gobatschow cuando se le pregunta sobre una posible segunda guerra fría?

Lo más sorprendente  después de leer esta entrevista es que en ella no se dice ni una palabra que nos recuerde a este anti-capitalista, imperio socialista llamado la Unión Soviética que gobernó por 70 años la vida de estas personas y que tuvo un impacto enorme en todo el mundo más allá que el imperio de la Unión Soviética. En especial su impacto en los países donde todo tipo de movimientos políticos luchaban en contra de ser dominados y explotados por el Occidente y su capitalismo. Sucedió nada más que en toda África, en el mundo Árabe, en toda Latinoamérica, el el Sudeste Asiático, en India, e incluso en China. Teniendo todo esto en cuenta una enorme parte del mundo estuvo  bajo una influencia masiva durante 70 años por este poder anticapitalista y socialista.

Pero ni una palabra acerca de esto en la entrevista que discute el mundo de hoy. En vez de esto, el último líder del que fue el imperio mundial anticapitalista habla mucho de naciones, su deseo de que coexistan en paz, la similitud de los Alemanes y Rusos, como los Rusos admiran a los Alemanes, etc, etc.

Como un ejemplo de su nacionalismo, esta cita:

“Stalin dijo una vez: Hitlers van y vienen, pero la nación alemana, el pueblo alemán, permanece. Todos los rusos comparten esta opinión. Juntos, los rusos y los alemanes poseemos una combinación única de cualidades y habilidades. A los rusos nos falta mucho de lo que caracteriza a los alemanes, y a los alemanes probablemente les falte algo que tenemos los rusos. Nos complementamos de una manera asombrosa y única. No debemos permitir la destrucción de lo que nuestras dos naciones han creado juntas.”

Con esta idea que Gorbachev comparte con Stalin, definiendo la nacionalidad como la naturaleza de los ciudadanos, con este archi racismo con el cual incluso Hitler podría estar de acuerdo, no es de sorprender que el líder de la raza alemana, el Bundeskanzler Alemán, se hizo un buen amigo suyo tal que donó la parte socialista de Alemania al líder de la raza alemana.

Para Gorbachev el mundo consiste de naciones, de personas cuyas vidas consisten nada más en practicar su racismo político, el patriotismo. La preocupación en su opinión política no tiene nada que ver con la oposición al capitalismo, o un sistema social alternativo, o cómo las personas en diferentes países llevan su vida, cómo trabajan y viven, qué reciben por su trabajo, la economía, su sistema político, la pobreza mundial, el mundo plagado de guerras. Todo esto es irrelevante para este último líder del imperio anticapitalista.

Cuando él habla sobre la amenaza de una nueva guerra fría su comentario es, ahí sí, una crítica al Occidente. Su crítica, o más bien su queja, es que el Occidente siendo ahora el único poder mundial que ha podido desde aquel entonces dominar el mundo sin ninguna oposición de otro poder mundial considera que su victoria en la Guerra Fría es también una victoria es ésta guerra fría.

“Lo diría así: Occidente, y principalmente los EE. UU., se han alejado de los acuerdos comunes centrales. ¡Recuerde, en la segunda mitad de la década de 1980, la URSS y los EE. UU. tomaron juntos pasos sin precedentes! Comenzaron a reducir sus arsenales nucleares. Solo piénselo: el 80 por ciento del potencial nuclear que se había construido durante los años de la Guerra Fría fue destruido en ese entonces. Además, ambas partes admitieron que no se vió comprometida la seguridad de nadie por este proceso. Sin embargo, el Occidente utilizó la debilidad de Rusia después de la disolución de la Unión Soviética para declararse el “ganador” de la Guerra Fría. Se olvidó el principio de igualdad en las relaciones internacionales y así todos terminamos donde estamos hoy.”

¿Disculpas? ¿Está él bien de la cabeza? ¿El ganador no se debía haber declarado el ganador?

¿El “principio de la igualdad en las relaciones internacionales”? ¿Se le olvidó que lo que él terminó fue una guerra (fría)?

Obviamente no se puede más tomar en serio a este hombre. 

No importa si uno está o no de acuerdo con lo que su poder mundial hizo y cómo interpretó su proyecto anticapitalista, la realidad es que este único poder alternativo sí limitaba la dominación global del capitalismo.

Tenga uno o no una opinión sobre lo que es el anticapitalismo, la disolución de de este poder mundial que se oponía al Occidente significó para el mundo guerras llevadas a cabo en todo el planeta, creciente pobreza mundial y por último pero no menos importante la desaparición (con la única excepción de Cuba) de todos los movimientos políticos anticapitalistas en todo el mundo.

La desaparición en pocos años de todos los críticos del capitalismo como si hubiera sido el capitalismo y no el anticapitalismo el que hubiera desaparecido es otra historia. Por lo tanto es tentador comentar sobre este verdadero idiotismo de acusar al ganador de la guerra fría por llamarse el ganador de esta guerra. Sin embargo, uno debe resistir hacer esto porque el Sr. Gorbachev y su pasión por el patriotismo y su idea de la coexistencia de todas las naciones disfrutando de sus nacionalismos, no son las ideas de un individuo loco, este hombre era nada más y nada menos que el representante de la élite política de la Unión Soviética.

Y esto es importante primero por la justificación política de la Unión Soviética, segundo el por qué la Unión Soviética terminó su proyecto anticapitalista, y tercero por lo que esto significó para los vencedores de la Guerra Fría, los países líderes bajo el comando de los E.E.U.U, y finalmente por lo que este fin también significó para el periodo entre el fin de la Guerra Fría  y hoy.

3. Algunas pistas sobre la justificación política de la Unión Soviética y por qué su proyecto anticapitalista ha terminado

Por más que uno justificadamente niegue con la cabeza y se sienta irritado por las opiniones de Gobatschow sobre todo esto, lo que este hombre dice es en verdad no tan alejado de lo que la Unión Soviética presentó como lo que el anticapitalismo significaba para ella por lo menos desde el inicio de la guerra con los alemanes en la Segunda Guerra Mundial.

Sin ir demasiado a las profundidades de la historia del proyecto anticapitalista soviético, desde esta guerra entre los fascistas alemanes y la Unión Soviética la justificación política no fue presentada como un proyecto anticapitalista apuntando a mejores condiciones de vida para la gente rusa. Esta guerra, como después también la Guerra Fría, fue para los líderes políticos de la Unión Soviética tanto la guerra contra Alemania y después más y más también la guerra fría del imperio capitalista contra la Unión Soviética, llamada por ellos la “Welikaja Otetschestwennaja woina”, “La Gran Guerra Patriótica.”

La Segunda Guerra Mundial no fué la guerra de los países líderes del capitalismo contra su proyecto social anticapitalista. La perspectiva de la Unión Soviética fue de defensa de su país contra la guerra del Occidente capitalista, interpretada como defensa de su nación, y al así interpretarla reactivar una vez más la frase de la Gran Guerra Patriótica, que fue creada originalmente por los líderes feudales rusos en la guerra feudal contra Napoleón y así aplicando esta persectiva nacionalista a la guerra del mundo capitalista contra el proyecto anticapitalista de la Unión Soviética. En resumen, esto se podría considerar patriotismo militar, el mismo que hasta hoy es la doctrina de las políticas rusas. 

Considerando de esta manera a la guerra y la Guerra Fría como un proyecto de patriotismo que defiende al país de orígen, Rusia, uno no debería pasar por alto que las celebraciones de victoria no fueron realmente por la victoria de un sistema social alternativo, sino simplemente por la victoria de la Nación Rusa.

Así, la heroización de esta victoria se deja ver como una heroización de la guerra. Esto implica también entonces una heroización de las víctimas de la guerra que hace de la gente que murió en esta guerra héroes nacionales. Pero, no héroes defendiendo un proyecto social alternativo, sino defendiendo su nación.

Al celebrar este patriotismo y al conceptualizar a la justificación política de la Unión Soviética dentro de esta celebración nacionalista ante todo al servicio del nacionalismo patriótico es precisamente como llegamos a la visión de lo que fué la Unión Sovietica y lo que es Rusia hoy. Por tanto, este fundamento que claramente comparte Gorbachev y guía su opinión en política internacional y sobre todo en torno al tema de una nueva guerra fría, no es tanto la opinión de un loco sino que representa la continuidad de aquella justificación política que era ya de la Unión Soviética bajo Stalin y que sigue siendo de Rusia.

Y es justamente esta justificación política donde el patriotismo anula cualquier cuestión sobre sistemas sociales alternativos, cualquier oposición entre el capitalismo y el socialismo, ésta profunda idea moral de practicar el patriotismo como la misión primordial de cualquier estado-nación tenga el sistema sistema social que tenga, precisamente lo que hizo a los Soviéticos comunistas. Ya que al enfrentarse con guerras de nunca acabar terminaron considerando más y más a su proyecto de sociedad alternativa como una forma más bien de practicar nacionalismo.

Ellos quizá no lo saben o quizá olvidaron que el nacionalismo es la forma de los países (los cuerpos políticos del capitalismo) para unificar a sus ciudadanos competitivos entre sí bajo las condiciones de vida capitalistas y hacer esta forma de vida la única y exclusiva forma por la que puedan desarrollar sus propósitos así haciéndolos completamente dependientes a estas condiciones de vida. Por tanto, la celebración a su país es básicamente la glorificación de la dependencia de estos ciudadanos a un poder político.

Como consecuencia de la penetración de este patriotismo en todo aspecto de la justificación política de un país, los Soviéticos pensaron que abolir su modelo social anticapitalista le haría al Occidente terminar su agresión a la Unión Soviética y transformó a ésta en Rusia (y a todos los países que fueron parte de la Unión Soviética.)

Realmente una idea fatal la de deshacerse de la hostilidad del capitalismo. No fue una de las principales razones para oponerse al capitalismo el que este subordina al todo el mundo por hacerlo servicial al mercantilismo?

Y después de todo, el deshacerse de la oposición al capitalismo se supone va a terminar precisamente con el capitalismo?

Con esto, no solo han terminado la primera Guerra Fría sino que han invitado a Occidente a la segunda guerra fría. Pero ahora no contra la Rusia anticapitalista ya que su proyecto de anticapitalismo no consiste en nada sino en todo tipo de moralismos políticos. Gracias a esta lógica: “Ofrezcamos a los capitalistas de Occidente que vamos a renunciar a nuestra oposición al capitalismo y así el capitalismo va a renunciar a gobernar al mundo.”

Con estas estupideces los amantes de la madre patria socialista han logrado jugar un papel importante en el curso del mundo contmporáneo, no sólo en Europa sino en todo el mundo.

Una obra maestra de la ironía ya que si uno recuerda el Materialismo Histórico, una colección de pensamientos que presentaban a este proyecto social como una misión del Humanismo, éste mismo enseñaba al mundo que el curso de la historia haría que el capitalismo desapareciera automáticamente tarde o temprano. Pero lo que desapareció fue su socialismo porque lo acabaron. La humanidad está pagando la cuenta por todos estos moralismos con guerras y hambre mundial, y finalmente también con un razonable desprestigio de cualquier anticapitalismo actual.

4. Por qué el fin del proyecto anticapitalista de la Unión Soviética fue una invitación a Occidente para la segunda Guerra Fría

Al ofrecerle al capitalismo que se renunciará a su oposición con la expectativa de que este ponga fin a sus hostilidades (contra los ya no más anticapitalistas) hace claramente a los países capitalistas aún más exigentes en sus reclamos de dominar el mundo para el capitalismo. 

Al tirar por la borda el anticapitalismo se motiva a los países capitalistas a continuar sus rivalidades particularmente contra otros países capitalistas para decidir quién vence. Ni bien terminó la Guerra Fría empezó la segunda guerra fría. El cercamiento de la ahora Rusia capitalista y el posicionamiento de nuevas armas con con el objetivo de doblegar a Rusia.

Así como parece entorno a Ucrania los rusos no están más aceptando a Occidente avanzar hacia Rusia. Así que no estamos más al inicio de la segunda guerra fría como dice el periodista, sino más bien estamos al inicio de la Tercera Guerra Mundial. A menos que Occidente se olvide por un momento de Rusia y de prioridad a China entonces la tercera guerra mundial quizá se inicie en Asia. De cualquier forma, la comunidad de valores humanos de Occidente le ofrece al mundo un bello porvenir.

Comments preferably in English.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *